Translate

viernes, 30 de noviembre de 2012

TIPOS DE BIOMAS QUE EXISTEN EN MÉXICO






Es una clase de bioma típica de las zonas ecuatoriales y tropicales, con gran afluencia de lluvias. Allí se cobijan muchísimas formas de vida desde microorganismos hasta grandes especies de animales.

Se caracteriza por temperaturas medias anuales de 25°C, abundantes precipitaciones de hasta 4,500 ml por año y su factor limitante es la luz. Las temperaturas elevadas y la humedad excesiva originan varios estratos o pisos de árboles, que luchan por alcanzar la luz, a la que llegan sólo los ejemplares gigantes que se elevan hasta una altura de 40 a 50 metros.

Otro nombre que se da a este ecosistema es selva siempre verde, debido a que algunas especies de árboles conservan sus hojas más de un año y otras no las pierden al mismo tiempo, sino en temporadas diferentes. Así, mientras a unos árboles se les caen las hojas, a otros les retoñan. Como los nuevos brotes crecen en poco tiempo, la selva conserva su verdor. Esto la distingue de otros ecosistemas, donde los árboles se quedan sin hojas en la sequía y retoñan hasta que llueve otra vez

Las selvas tropicales se suelen llamar "la mayor farmacia mundial" debido a la gran cantidad de medicinas naturales que provienen de ellas. Según los científicos, la cura de muchas enfermedades actuales, se conseguirá en el futuro gracias a la riqueza de sustancias químicas vegetales existentes en estos ecosistemas. 

Según la teoría de Charles Darwin sobre la evolución de las especies, los antepasados del hombre evolucionaron a partir de primates que habitaban en selvas y bosques tropicales, donde se alimentaban de tallos, hojas, raíces, semillas y frutos silvestres. Los homínidos, grupo de primates en el que está incluido el hombre -hoy su único representante-, abandonaron pronto la selva, pero continuaron aprovechando los recursos que ella les brindaba, no sólo en alimentos sino para obtener fuego y fabricar armas, viviendas y hasta medios de transporte.


En el pasado, las selvas cubrían superficies mayores que las actuales. Es probable que la selva africana se extendiera por el este y el norte hasta unirse con las selvas de Arabia y de la India. Se cree que la influencia del hombre sobre los cambios climáticos modificó el espacio en esas regiones. Los estudios han demostrado que hubo selvas vírgenes desde los tiempos del cretácico, hace más de 100 millones de años. Los fósiles de aquellas épocas confirman que el norte de Europa estuvo poblado de selvas semejantes a las que hoy cubren los trópicos.

El suelo, que proporciona agua y sales minerales es poco fértil en la selva, ya que la materia orgánica es rápidamente descompuesta por el calor y la humedad, y los nutrientes son lavados por las intensas lluvias. Hay acumulación de óxidos de hierro y aluminio que le dan ese color rojizo particular. Además, permanece húmedo, ya que el follaje espeso absorbe casi toda la luz y no permite el paso de los rayos solares hacia el interior. 

El agua es importante, pues contribuye a que el suelo selvático sea fértil. Esto es posible porque continuamente caen hojas, frutos y hasta ramas de los árboles para formar una capa que cubre el suelo. Entonces entran en acción bacterias pequeñísimas, que ayudadas por lo húmedo del ambiente, pudren en poco tiempo esa capa vegetal, lo cual permite que las sustancias nutritivas regresen al suelo y sirvan de abono natural a nuevas plantas. A esta capa de materia orgánica muerta se le llama humus. 

Las selvas se extienden en forma discontinua sobre dilatados territorios; la presencia de montañas, mesetas, lagos, pantanos y ríos impide que cubra toda la zona ecuatorial.


La selva virgen se ubica en América Central y del Sur, África Central y en Malasia e lndonesia. El paisaje es parecido en todas esas áreas, pero cada una de ellas tiene características propias.

La mayoría de terrenos selváticos se localizan en el continente americano, en un área situada entre México y Brasil.

México cuenta con extensiones de esta vegetación en algunas zonas del sur del país, como Oaxaca, Veracruz, Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo. (3)

Una de nuestras regiones selváticas de mayor importancia es la selva lacandona, ubicada en Chiapas. Su nombre se debe a un grupo de mayas llamados lacandones, quienes la habitan desde hace mucho tiempo.






Un bosque de coníferas, bosque aciculifolio, bosque frío o resinoso es un tipo de bosque con predominio de coníferas y asociada con climas fríos y templados. En él abundan árboles muy altos, pinos y abetos, que comúnmente se cubren de nieve durante la época invernal.
Los bosques aciculifolios son bosques compuestos principalmente de vegetación de coníferas,1 con un sotobosque característico. Es conocido en estos bosques el concepto de "taiga", la cual se define como un cinturón continuo de coníferas muy típico de Norteamérica y Eurasia, también de los bosques intervenidos del sur de Chile.
Los bosques de coníferas son una fuente muy importante de madera y celulosa, y su fauna incluye especies con grueso pelaje que les permite soportar las bajas temperaturas, como osos, lobos y armiños.
La fauna presenta baja diversidad, y fluctuaciones poblacionales notorias.
El suelo característico es un suelo con humus del tipo "mor", bastante lixiviados, muy ácidos (entre PH 3,5 y 5), con bajo % de saturación de bases, con horizonte 0 muy definido y una alta tasa de acumulación de materia orgánica.






Algunas de las especies que habitan en los bosques fríos de coníferas son píceas, abetos, alerces, pinos, abedules además de musgos y helechos entre otros, encontrándose por lo general árboles de gran altura. Debido a su forma triangular, la nieve se desliza sobre las ramas de las coníferas y no se acumula.




Entre los animales que mejor se adaptan a la vegetación de estos bosques se encuentran castores, ardillas, puercoespines, mofetas, alce, marmotas, liebres, linces, venados, conejos, osos negros y lobos.



Las temperaturas de los bosques de coníferas oscilan entre los 10ºC y 20ºC en verano y en invierno -15ºC y 4ºC.
Localización

Los bosques fríos de coníferas se extienden por el norte de Europa, Asia y América del Norte, y el extremo sur de Sudamérica; entre los territorios ocupados por las praderas de climas templados y la tundra de la región polar, aunque originalmente se asociaban al clima continental frío de Siberia. Están también presentes en una gran franja latitudinal después de la tundra, efecto que se repite en las montañas que tienen nieves perpetuas.

En México los bosques de coníferas se encuentran en todos los estados de la República de México, con excepción de Yucatán y Campeche. Ocupan un 15% de su territorio con un amplio rango altitudinal (0 a 4.560 msnm) aunque la mayoría de las especies se encuentra entre los 1.500 y los 3.000 msnm. Las especies arbóreas se desarrollan en climas semi húmedos y húmedos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada